Biografías                Wilhelm Steinitz (1836-1894)


Primer Campeón del Mundo de ajedrez oficialmente reconocido. Nació en Praga, en 1836 y aunque aprendió desde muy joven a jugar al ajedrez, no fue hasta los 20 años, cuando se estableció en Viena para estudiar matemáticas, que no se lo tomó realmente en serio. Frecuentaba el Café Romer, en el que jugaba contra sus oponentes a ciegas. A los 25 años ganó el campeonato de Viena y al año siguiente participó en su primer torneo internacional en Londres, quedando 6º.

En 1866, contando con 30 años, se enfrentó al considerado como mejor jugador de la época, Adolf Anderssen, al que batió por 8 a 6.

En 1867, quedó 2º en el Torneo Internacional de Dundee (Escocia), que pasaría a la historia como el primero en el que las Tablas se contabilizaron como ½ punto para cada jugador. En 1872, con 36 años, se enfrentó al que sería su eterno rival, Johannes Zukertort, para muchos el mejor jugador del momento.

 del  contundente por 9 a 3.

Esto unido a su victoria al año siguiente en el Torneo Internacional de Viena, hizo que Steinitz fuera reconocido por todos como el mejor jugador del Mundo.

Los siguientes 9 años los pasó Steinitz dedicado principalmente a la enseñanza del ajedrez en Cambridge, aunque continuó enfrentandose a fuertes jugadores. En 1883, cuando ya contaba con 47 años, participó en el Torneo de Londres, quedando 2º tras Zukertort. En este torneo se utilizaron por primera vez relojes dobles. Tras su celebración, Zukertort proclamó que era el mejor jugador del Mundo, pero Steinitz no pareció darle demasiada importancia. Emigró a los Estados Unidos y se dedicó a dar simultáneas a ciegas y, mientras sus oponentes pensaban su jugada, él se entretenía jugando a las cartas con algunos espectadores. Publicó artículos en varios periódicos y editó la revista de ajedrez, The International Chess Magazine. En una visita a Londres, se enteró de que Zukertort continuaba alardeando de que era el mejor jugador del Mundo, así que lo desafió a un match, el vencedor del cual se proclamaría “Campeón del Mundo”.

El encuentro se celebró en 1886. Steinitz comenzó de forma desastrosa, pero se recuperó y terminó ganando 12.5 a 7.5. Contaba con 49 años y se acababa de proclamar primer Campeón del Mundo de la historia del ajedrez (aunque realmente el título se lo habían inventado entre él y Zuckertort).

Steinitz consiguió dar carácter de oficialidad a su título poniéndolo en juego en varias ocasiones a pesar de su edad y no lo hizo, como ocurriría con sus sucesores, contra jugadores secundones, sino que se enfrentó sin dudarlo a los considerados como mejores. 3 años después disputó el Campeonato del Mundo con el fundador de la escuela rusa Mijhail Chigorin, al que venció por 10.5 a 6.5. En 1890, puso de nuevo su título en juego frente al inglés Gunsberg, al que también derrotó y 2 años más tarde, dio una nueva oportunidad a Chigorin al que volvió a ganar.

En 1894, cuando Steinitz tenía 58 años, disputó el título contra un joven jugador de 25 años que aún no era demasiado conocido pero que ya apuntaba muy alto: Emanuel Lasker. Steinitz perdió por 7 a 12 con lo que Lasker se convirtió en el 2º Campeón del Mundo oficial. De esta forma, Steinitz pasó a la historia no sólo como el primer Campeón del Mundo, sino como el jugador que ha ostentado el título a mayor edad.

Lasker dio una oportunidad de revancha a Steinitz 2 años después, perdiendo de nuevo el ya viejo ajedrecista (tenía 60 años) por 4.5 a 12.5

Poco después comenzó a empeorar su salud mental. Steinitz aseguraba que podía mover las piezas de ajedrez a distancia, emitiendo corrientes eléctricas e incluso que estaba intentando contactar con Dios para ofrecerle un match dandole las Blancas y un peón de ventaja.

En 1900, y dado su avanzado estado de demencia, su esposa lo internó en un asilo en Ward’s Island (New York) donde murió poco después abandonado y en la más absoluta pobreza.

Steinitz, primer Campeón del Mundo oficial de la historia, se enfrentó sucesivamente y a lo largo de 28 años a todos y cada uno de los mejores jugadores del Mundo, venciéndolos a todos (excepto a Lasker, ya en su periodo de decadencia). Jugó 6 Campeonatos del Mundo con un total de 115 partidas. Fue oficialmente Campeón del Mundo durante 8 años, pero extraoficialmente, fue así reconocido por sus contemporáneos durante los 20 años anteriores.

Considerado como el primer jugador estratégico, su estilo puso punto final a una época (el Romanticismo) dominada exclusivamente por el juego táctico y combinatorio, dando comienzo a la sistematización del estudio del ajedrez.

Volver a Biografías